Author archives: jesus pardo

28 Abr

El impacto de la cuarentena y el COVID-19 en la industria de la moda en Bolivia

Por Sasha Vásquez

Quizás llamarla industria de la moda sea ponerle un blazer oversize a un grupo pequeño de emprendedores que año tras año tratan de mantener a flote la moda en Bolivia; y es que en su gran mayoría los mayores representantes de nuestra “industria” de moda aún no pasan de ser emprendedores y PyMes.

Sin duda, como muchísimos rubros, el impacto del COVID-19 y la cuarentena es aplastante. Al igual que el resto de los empresarios y emprendedores, las diferentes marcas y diseñadores de moda han dado un ejemplo de solidaridad al frenar su producción y respetar el aislamiento obligatorio para aportar con su grano de arena en la difícil tarea de disminuir el nivel de contagio del COVID-19 en Bolivia. Y, si bien la moda puede parecer la hermana menor y frívola entre las diferentes industrias que se destacan en el país, sigue siendo una industria que genera trabajo, y de la cual dependen muchas familias.

El impacto de la pandemia causada por el coronavirus no puede ser cuantificado todavía, pero si algo aprendimos del paro de 21 días en octubre del año pasado, es que los emprendedores y las pequeñas y medianas empresas son las que se ven más afectadas cuando un país (y ahora el mundo) se detienen de esta forma.

Diseños de CQ Carla Quiroga

Ahora bien, el panorama quizás no se ve muy bien y sí, serán muchos meses de incertidumbre, pero, así como la moda evoluciona de estación en estación, de la primavera al invierno, toca ponerse la capa (o llamémosle gabardina que suena más fashion) de camaleón y adaptarse a la situación.

Por un lado, la cuarentena es un empujón (o una patada voladora, mejor dicho) para que las marcas y diseñadores se sumerjan en el mundo digital y el Ecommerce. La digitalización irá de la mano con la reducción de gastos innecesarios. Abrir un nueva tienda o sucursal dejará de ser una prioridad y será reemplazada por la creación de una página web y el crecimiento en redes sociales. Si hay algo más que seguro, es que “las salidas para hacer shopping” serán rápidamente reemplazadas por el “online shopping”, al mismo tiempo el consumidor boliviano está perdiendo el miedo a comprar online. La página web y el posicionamiento en redes serán herramientas e inversiones

Diseños de Papingo Maminga

Por otro lado, dejaremos de ver tendencias efímeras y comenzaremos a ver más prendas básicas y atemporales. No es ningún secreto y no será una sorpresa que la cuarentena y la pandemia afectaran fuertemente a la economía del país. Por ende, los consumidores consumirán menos y de forma más inteligente, apostando más por prendas que puede ser usadas y rehusadas varias veces que por tendencias de corta duración.

El apoyo entre marcas Made in Bolivia será otra pieza clave en la supervivencia de la industria de la moda boliviana. Sí, sabemos que siempre habrá un cierto nivel de competitividad, puesto que los diseñadores son colegas y competencia al mismo tiempo, pero al ser tan pocos y al tratarse de una industria tan pequeña, el apoyo mutuo será clave. Creo que veo muchas colaboraciones interesantes entre diseñadores en un futuro próximo.

Diseño de Weise

La industria de la moda en Bolivia dependerá también de las medidas que pueda llegar a tomar el gobierno para apoyar a las pequeñas y medianas empresas, al igual que de los consumidores que opten por comprar lo hecho en Bolivia. Como consumidores de moda nos tocará tomar decisiones que apoyen a mantener la industria de moda en Bolivia a flote. Recordemos que el momento en el que elegimos consumir moda local estamos apoyando no sólo a emprendedores bolivianos, sino que apoya también a los trabajadores y familias que viven gracias a estos emprendimientos.

Acerca de Sasha

Sasha Vaquez tiene 30 años, amante de la moda, creadora del fashion blog Pilchas y Pintas, enfocado al lifestyle desde una perspectiva real. Geek apasionada por el manejo de redes sociales y el diseño gráfico. Actualmente parte del equipo Spotify en Bolivia.
Seguíla en Instagram en @pilchasypintas y en Facebook como Pilchas y Pintas

28 Abr

Lo que pienso de mí, lo que soy y lo que quiero transmitir.

Por Eva F. Gutiérrez Fleig

Las redes sociales son un infinito recurso para transmitir muchas cosas, desde tu perspectiva hasta una vida idónea o soñada. A veces lo planeo y otras es simplemente algo espontáneo, del momento, pero  siempre quiero reflejar quien soy amando todos mis defectos, pero aún más, mis virtudes. Lo que a unos les puede gustar a otros no, pero lo más importante es lo que a mí me gusta.

Creo que a muchos nos gusta ser aceptados por los demás, pero y  ¿si nos aceptamos primero a nosotros mismos?  No quiero decir que no demos lo mejor de uno y “echarnos al muere” como vulgarmente se dice, seamos buenos críticos pero para mejorar, amándonos en el proceso.

¿Estereotipos?  Bien, pero y si no encajas, ¿no perteneces?

Hay dos frases muy repetidas y cliché: ¨Se dice que la belleza está en los ojos del que mira¨ y ¨los ojos son reflejo del alma¨. Pues hacé eso, pero con vos, mírate con amor y eso se demostrará.

En un mundo donde la globalización llegó hace años, creo que ya no hay espacio para encasillarnos y estereotiparnos. En un mundo donde muchos somos espectadores de muchos cambios y actores de otros, las diferencias pueden hablar el mismo idioma.

Ser una persona muy receptiva creo que te ayuda mucho a entender que todos venimos de realidades distintas, cuerpos diferentes, culturas alejadas a las nuestras, y creo que el respetar discrepancias, gustos y diferencias es lo que te hace ser alguien empático. Un ejemplo, dentro de mis seres queridos tengo amistades de diferentes culturas, religiones y creencias, cómo ser católicos, musulmana, cristiano/evangélico/ protestante, judíos y ateos, y ¿qué me hace amarlos tanto? Que de cada uno de ellos puedo aprender, porque en ellos veo lo positivo, veo el ser. Creo firmemente que cuando uno entiende eso puede quitarse  el prejuicio del estereotipo de la cabeza.

¿Querés subir fotos seductoras? Hacélo, mostranos que te amás! Contagialo, mostrate tal cual sos, y si dudás un momento de vos mismo, mirate al espejo, sacudite y seducite, porque dos como vos no hay. También es válido ser inseguro por momentos, permitite errar, pero  no seas rudo con vos.

Si de identidad hablamos, también hay que hablar de moda… “Pero es un tema frívolo, carente de sentimiento, a mí no me gusta la moda”…Pues si lo ves así, será así. Pero la moda está ligada directamente al resultado de la sociedad, y si la sociedad va rompiendo esos esquemas estereotipados de belleza y gustos, pues la moda y las tendencias se adaptan a ellas, y no en  amoldar a las personas a ellas. En un mundo donde hemos logrado muchas libertades sería un poco triste seguir juzgándonos por nuestros gustos, nuestros cuerpos y nuestra identidad.

Acerca de Eva.- Eva tiene 26 años, es diseñadora de moda egresada de la Universidad Privada de Santa Cruz de la Sierra, es una influencer y no sabemos si esta totalmente consciente de ello. Tiene un delicioso humor agripicante. Hace un par de meses junto con una amiga, inició su marca de diseño Prêt-à-porter llamada Mün Studio. Seguila en Instagram como @enevafernandagf y @mun.studio

27 Abr

“Guía de supervivencia para diseñedores, I”

Por Daniel Ghetti Mercado

Muchas veces me cuestiono  ¿Lo estás haciendo bien?, ¿Esto es lo tuyo?, ¿Qué va a pasar mañana? Son preguntas que rondan mi cabeza incluso ocho años después de haber emprendido el viaje llamado Papingo Maminga; no son inseguridades, son replanteamientos que me hace la vocación que elegí, la que es de las más importantes y también de las menos reconocidas, el diseño de modas.

Si quieres diseñador de modas, bueno, puedo aconsejarte de lo que aprendimos en ocho años de trabajo con Papingo Maminga, no estoy seguro de que esto iluminará tu vida, pero por lo menos sabrás que hay más de un loco que eligió este camino y no estás solo del todo. Te dejo unos consejos, que nunca nos los dieron,  los aprendí junto con Marco (el otro Papingo) en el día a día y “a punto de tropezones”.  Sin más preámbulos, ahí te van:

1.El título no lo es todo.- Marco es comunicador social, yo soy ingeniero comercial; Marco trabajaba en publicidad y cine, yo en mercadotecnia en una empresa de diseño de interiores; ambos somos 100% empíricos. Recuerdo que al inicio nos incomodaba que nos digan diseñadores, sentíamos que era una apropiación de algo que no nos correspondía. A medida que el tiempo pasaba y nos empapábamos de este mundo, descubrimos que muchos de nuestros ídolos de la moda corrieron con nuestra misma suerte, Raf Simons (diseño industrial), Jean Paul Gaultier, Miuccia Prada (mimo y ciencias políticas), Victoria Beckham (cantante de las Spice Girls), Tory Burch (relaciones publicas), Diane Von Fürstenberg (economía), Tom Ford (historia del arte), Vivienne Westwood (maestra), Giorgio Armani (medicina), Yohji Yamamoto (derecho) e incluso el mismo “Zeus” de la moda, Karl Lagerfeld (ilustración), todos ellos fueron autodidactas. Eso no significa que el hecho de no estudiar diseño de modas te hace un genio, pero si significa que no hacerlo, no es una limitante para cumplir tus sueños.

Diseño de Papingo Maminga Atelier, «Decite Vos

2.Yesca pero seguro.- En nuestro caso, Papingo Maminga inicio con capital de inversión cero, Marco inició haciendo las primeras prendas con sus ahorros y de ahí “alargamos” el dinero con los beneficios de mi renuncia. Para iniciar no se necesita dinero, se necesitan dos cosas: Ganas y Creatividad, lo de más viene por añadidura

Primera colección de Papingo Maminga, Verano 2012

3.Sé un caballo cochero.- Se dice que hay que ser como “un caballo cochero”, (caballos que jalaban las carrozas, llevaban una especie de viseras en los ojos para que no puedan ver a los lados y solo puedan cabalgar hacía el frente); pues así debemos ser. Sé fiel a tu estilo a pesar de las críticas, sé fiel a tu trabajo a pesar de tu competencia, sé fiel a tu ética a pesar de las dificultades. Fuimos blanco de constantes burlas y críticas desde un comienzo; al inicio nos llegaban mensajes al Facebook que decían: “¿Ropa de hombres con flores? ¡Ni cagando le compro a mi cortejo!, ropa de marica”. Pero no solo al comienzo te encontrarás con estos capullitos celestiales. En uno de los mejores momentos de nuestra carrera, un grupo de haters cibernéticos puso en discusión nuestro trabajo; en lugar de caer al piso y llorar como unas magdalenas, en respuesta a sus críticas creamos la colección Enví de Mí, la que hoy por hoy fue una de las mejor vendidas. Utiliza lo negativo para transformarlo en algo poderosamente positivo, siempre para adelante, nunca para los lados.

Colección «Enví de Mí»,Otoño Invierno 2018

4.Cuidadito con el internet.- Muchas personas que finalizan la carrera de diseño de modas, muchas inseguridades y dudas sobre sus propias capacidades, más obstáculos que ideas para emprender; es algo que también sentimos al iniciar. Ahora en redes sociales, el trabajo de las grandes marcas y diseñadores están servidos en bandeja de plata delante de nuestras caras. Podemos ver los complejos detalles, los magníficos desfiles, grandes staffs de personas, productos hechos de forma impecable. Al ver ese mundo maravilloso, puedes caer en una decepción prematura de tu trabajo, erróneamente nos comparamos con marcas que en algunos casos están por cumplir los cien años. Nunca te compares con la realidad de otras marcas y peor aún con lo que ves en internet; utiliza el internet como un artista utiliza un libro de arte, para ver cuán lejos podes llegar, para inspirarte en cuanto a técnicas se refiere, para analizar estrategias digitales, para darte cuenta que nunca hay algo “raro”. Roma no se construyó en un año, lo bueno y perdurable se edifica de a poco.

5.¡Tranquilo Valentino!.- Lo único herramienta que hace que llegues a lugares impensados es la humildad. Hoy la moda no es solo un show para jugar a ser diva, la moda es una herramienta que se nos da para difundir mensajes en pro de la construcción de una mejor sociedad y tiene que ser llevado como tal. Ponerse en el papel de “Miranda Priestly de pueblo”, no te llevará a ningún lugar, no te olvides que la gente ayuda a quien lo necesita no a quién pretende que lo tiene o lo sabe todo.

6.»¿Quién dijo fácil?”.-El trabajo de diseño de moda es todo… menos fácil. Como toda empresa que se dedica a producir y creer en su propio país, (incluso cuando tu país no cree en vos), donde te queda una rajita del pastel que hiciste, solo para probar y todo lo demás tiene que ser repartido para impuestos, para proveedores, para bancos, para el personal, para costos fijos, ¿ya mencioné impuestos? Bueno, el diseño de moda podrá ser una profesión muy sacrificada, pero déjame decirte que lo es todo cuando ves tus diseños materializados, cuando como tu cliente se desplaza de un lado para otro en tu taller, con su traje puesto, sintiéndose la persona más hermosa del universo, cuando ves a tu familia sentada en tu primer desfile, cuando ayudas a tu colegas y tus colegas te ayudan, cuando llega la noche y podes decir que lo que haces es lo que más te apasiona.

Marco y yo en la inauguración de nuestra primer tienda, 2013

Puedo citar muchos consejos más, pero para finalizar solo puedo decirte que cualquier cosa que hagas, debes disfrutarlo, sino nada tiene sentido. Diseño de moda, difícil pero maravilloso, como las cosas más bellas de la vida.